La Junta invierte 60 millones de euros en impulsar nuevas empresas tecnológicas

El programa se podrá en marcha en enero de 2011 y se dirigirá a las nuevas firmas que se creen en los campos de la biotecnología y las tecnologías de la información.

La Junta de Andalucía pondrá en marcha en enero de 2011 un programa de impulso de nuevas empresas tecnológicas en el que invertirá 60 millones en tres años en capital semilla, ha anunciado el consejero de Economía, Innovación y Ciencia , Antonio Ávila.

Ávila hizo este anuncio en una conferencia pronunciada en el Club Antares de Sevilla y en la que fue presentado por la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia. Ha explicado que dicho plan se dirige a nuevas firmas en los ámbitos de la biotecnología y las tecnologías de la información y ha destacado la apuesta de la Junta por la innovación y el desarrollo.

En este sentido, el consejero ha expuesto la estrategia de desarrollo sostenible de la Junta de Andalucía, que se centra en la excelencia en la educación, la capacidad emprendedora y la innovación, la internacionalización de la economía y la diversificación de la actividad productiva.

Esta apuesta de la Junta comparte la estrategia estatal de innovación y la estrategia española de ciencia y tecnología y, de hecho, el gasto en Andalucía en I+D creció en 2009 y entre 2004 y 2009 ha superado los 5.100 millones, ha destacado.

Ha recordado que, a pesar de la crisis, la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia es la más inversora en los presupuestos de la comunidad autónoma para 2011 y ha resaltado que el programa de investigación científica aumentará su dotación un 3,4 por ciento.

También ha puesto de relieve el esfuerzo inversor de la Junta en el terreno de la internacionalización de la economía andaluza, que es el más crece de todos, así como la apuesta por la universidad pública, que contará con 1.540 millones.

La diversificación de la estructura productiva con reformas sectoriales y con la incorporación de otros sectores como las energías renovables es otra de las patas sobre las que descansa la estrategia de la Junta de desarrollo sostenible.

A este respecto, Antonio Ávila ha apelado a las cajas de ahorro para que se impliquen en incrementar los créditos en actividades productivas, que en 2009 bajaron un 5,8 por ciento respecto al año anterior mientras que crecieron un cinco por ciento los créditos concedidos por las cajas andaluzas al sector privado para actividades inmobiliarias.

También ha pedido a las empresas que empiecen a “rentabilizar” todo el esfuerzo realizado por Andalucía en I+D.

El consejero también se ha referido en su intervención a los efectos de la crisis en la economía andaluza y ha afirmado que, en cualquier caso, la “crisis no debe eclipsar la historia de éxito de los últimos treinta años en Andalucía”, en los que se ha pasado de estar cercana al subdesarrollo a una economía moderna.

Ha aprovechado también para salir al paso del “ataque” que está recibiendo últimamente el Estado autonómico y ha asegurado que “no tiene fundamento ni económico ni estadístico” y se está “agrediendo” al Estado del Bienestar.

Ha defendido el papel que ejercen las comunidades autónomas por ser las prestatarias de los servicios básicos a la población y ha afirmado que la crisis “no puede poner en duda “ni la capacidad de las comunidades autónomas, ni los logros alcanzados, ni el Estado del Bienestar”.

La ministra de Ciencia y Empresa ha valorado el “recorrido” de Andalucía en I+D y ha indicado que esta región ha recibido unos 600 millones en 2009 de los fondos que adjudica su departamento.

Ha subrayado que el Ministerio de Ciencia llegará este año a un nivel máximo histórico de adjudicación de los programas previstos en sus presupuestos y se concederán todas las subvenciones previstas, mientras que el capítulo de préstamos dependerá de la demanda.


Fuente: Granada Hoy (29/11/2010)