El transporte marítimo no convence a las empresas hortofrutícolas

Admiten que supondría un ahorro del 30% puesto que se reducirían los costes, si bien este servicio no tiene la inmediatez que les ofrece el transporte por tierra.

Ahora que empieza la campaña del pepino, la Autoridad Portuaria, a través de Motrilport, ha iniciado ya contactos con las empresas hortofrutícolas de la zona para utilizar el transporte marítimo que ofrece la línea de contenedores del Puerto de Motril. Sin embargo, las de la comarca siguen mostrando su reticencia, pese a que el servicio es utilizado por otras empresas del mismo sector de Almería.

La línea de contenedores de mercancías perecederas está atendida por la naviera OPDR y representada por la compañía Erhardt Mediterráneo. Su director gerente, Pedro Aldecoa, asegura que han realizado multitud de visitas para explicar las ventajas del transporte marítimo: “es más económico, si bien no tiene la inmediatez del camión, se presta con regularidad todos los martes, el tratamiento que recibe la mercancía es perfecta y es menos contaminante, tal y como aconseja la UE”. Aldecoa cree que no sustituirá al camión, sino que lo complementará.

Para el presidente de Hortyfruta y de la cooperativa El Grupo, Fulgencio Torres, la línea en principio no cuenta con ningún atractivo “no lo descartamos categóricamente, pero en estos momentos a nosotros no nos interesa”. Torres explica que “ahora nosotros tenemos que servir la mercancía ya, no podemos esperar 6 días a que llegue al destino, estamos ante productos perecederos, el servicio de transporte por carretera representa más ventajas, por ejemplo, una plataforma de compras nos puede pedir 5 palés de pimiento, 2 de cherry y 1 de pepinos, porque las cadenas no suelen comprar un contenedor entero de un producto y, aunque no llenemos el camión, puede cargar también en El Ejido y en otros puntos de Almería y así completar la carga, sin embargo, en el contenedor de un barco no podemos mezclar estos productos, por eso lo descartamos”. No obstante, el presidente de la interprofesional hortofrutícola reconoce que necesita más información y está abierto a estudiar precios y fórmulas para utilizar el transporte marítimo.

El presidente de ECOHAL, José Muñoz, tampoco cierra la puerta, aunque ve como principal problema el hecho de que una empresa tenga que llenar un contenedor entero de producto y propone que la empresa que explota el servicio contacte con agencias de transporte para que varias compañías puedan completar la carga, como hacen ahora mismo con los camiones. “Un profesional se tiene que encargar de esto”, señaló Muñoz a este periódico, “es algo que se une a los plazos de entrega excesivos para que ahora mismo no lo utilicemos”. También añadió que ayuda el hecho de que tengan los mismos productos casi todos y que están buscando la oportunidad para que sea viable. Por último, admitió que se ahorrarían un 30% respecto al transporte por carretera.

Pedro Aldecoa reconoce que “el sistema de distribución de las comercializadoras hortofrutícolas tal como lo hacen hoy día en las que recogen la mercancía en distintos puntos y la entrega es también en diferentes puntos, como lo hace el camión ahora, es imposible desarrollarlo en el tráfico marítimo, ya que en este modelo sólo puede haber un único punto de recepción y un punto de destino. Las navieras trabajan individualizadamente por TEUs, 1 empresa, 1 contenedor completo, pero las comercializadoras deberían hacer un esfuerzo por adaptarse a este servicio”.

Aldecoa se pregunta por qué las empresas almerienses están utilizando este servicio y les resulta rentable, y eso que traen la mercancía a la dársena motrileña desde la provincia vecina, ya que hoy por hoy el puerto de Almería no dispone de línea de contenedores y el de Motril sí. “Ellas llevan un contenedor de la misma capacidad que un camión y lo transportan a su nave, yo no sé si lo llenan entre varias empresas o sólo una…” Por ello, Aldecoa anima a las empresas hortofrutícolas arandinas a preguntar a las almerienses por la idoneidad de este servicio porque, sin duda, también a ellos les representa enormes ventajas.

Fuente: Granada Hoy (19/11/2010)