Riofrío duplica la venta de caviar en los primeros meses del año La introducción del producto de marca 'Persé' ha abierto nuevos mercados a la empresa Piscifactoría Sierra Nevada, que ha logrado reducir en un 25% los gastos

El ritmo de ventas de la empresa Piscifactoría Sierra Nevada, productora del famoso caviar de Riofrío, está siendo imparable en 2010. No en vano, en los primeros cuatro meses del año las ventas se han duplicado respecto al mismo periodo del pasado año. Tal y como advierte el gerente, Diego Pozas, se trata de un hecho “muy significativo”, ya que por esas fechas las ventas siempre suelen ser bajas y realmente cuando se aceleran es en invierno, sobre todo en Navidad y final de año.

La causa principal de esta nueva tendencia es la producción del caviar de estilo iraní, que lleva el nombre de Persé y que se elabora en la localidad granadina desde el pasado mes de septiembre usando una tradición centenaria, que otorga al caviar una maduración que le imprime un sabor más jugoso e intenso que el que hasta ahora se ofrecía al consumidor, con la tradicional receta de Riofrío, más fresco y suave.

Según valora Diego Pozas, la introducción del caviar Persé en nuevos mercados está favoreciendo además la exportación del otro caviar, el que tradicionalmente se ha venido elaborando. El mercado del caviar, aunque es mundial, tiene a grandes consumidores como Estados Unidos, Francia y Alemania. Estos dos últimos países son los que más caviar consumen de Europa, según indica. “Aunque no existen cifras oficiales, en España, por ejemplo, se hace difícil pensar que se puedan consumir más de 2.000 kilos al año. Sin embargo, “en Francia hablamos de cerca de 20.000 y en Alemania hasta 25.000”, señala el responsable.

La empresa ya está muy introducida en Francia y en estos momentos centra más sus esfuerzos en Alemania, donde dispone de personal propio y una pequeña delegación en Berlín. Riofrío también se desarrolla en Estados Unidos, donde cuenta con un área logística en Nueva York desde la que se distribuye el producto a todos los estados.

Pozas señala que la previsión para este año es “alcanzar unos 3.500 kilos de caviar con las dos recetas”, si bien reconoce que la más aceptada a nivel internacional es la de estilo iraní “porque el caviar siempre ha sido de Irán y la gente se ha acostumbrado a esa forma de hacerlo”. Por eso, el objetivo es producir y vender en torno a 2.500 kilos o 2.700 del iraní y unos 1.000 kilos como máximo del otro.

La empresa también ha logrado en los primeros meses de año una reducción del 25% en los gastos. Pozas explica que “hay formas de aprovechar el tiempo y los recursos de un modo más inteligente”. Así, la empresa ha creado “grupos de trabajo” con los empleados y ellos mismos son los que han aportado ideas sobre cómo reducir gastos.

“Hemos tratado de implicar a todo el mundo y organizar el trabajo de un modo más eficiente, comprando menos materiales, usando las cosas mejor para que se rompan menos… De esa forma se puede gastar menos y seguir atendiendo a los clientes. Si hemos hecho un viaje a Barcelona, por ejemplo, en vez de ver a tres clientes hemos visto a cuatro”, explica Pozas.

La piscifactoría mantiene los precios de venta en torno a 2.000 euros el kilo para particulares, sigue introduciendo el producto en alta restauración a nivel internacional, establecimientos de alto nivel, y promoviendo la venta directa por teléfono e internet.

Este último tipo de venta de caviar a través de la web caviarderiofrío.com está incrementándose también. De hecho, la media de visitas a la página se sitúa ya entre los 3.00 a 5.000 por mes. “Porcentualmente se ha incrementado mucho, al igual que la venta telefónica. Si el pedido nos entra antes de las cinco de la tarde al día siguiente está el pedido por la mañana por Seur frío, refrigerado”, indica.

Como valor añadido, la piscifactoría, que ofrece un caviar que está entre los mejores del mundo, es la única criadora de la especie ‘acipenser nacarii’, en peligro de extinción. La de Riofrío es además la única de España acogida al sistema de producción ecológica 100%.

Fuente: Granada Hoy (24/05/2010)