Más de 800 autónomos en Granada recibieron ayudas

En concreto, un total de 571 granadinos recibieron una subvención para abrir sus negocios y afrontar la inversión inicial, mientras que 152 beneficiarios obtuvieron una subvención para mantener su empresa.

Más de 800 emprendedores de la provincia de Granada recibieron en 2010 una subvención de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía para crear su propia empresa a través de las diferentes líneas de ayuda a los trabajadores autónomos andaluces que han supuesto una inversión de cinco millones de euros en 2010. Así, gracias a estas subvenciones, más de la mitad de los beneficiarios “pudieron salir del desempleo y crear su propia empresa”, según la delegada de Empleo en Granada, Marina Martín.

En concreto, un total de 571 granadinos recibieron una subvención para abrir sus negocios y afrontar la inversión inicial, mientras que 152 beneficiarios obtuvieron una subvención para mantener su empresa. La delegada de Empleo ha señalado que la cuantía de los incentivos para el establecimiento y mantenimiento del trabajador autónomo, aprobados el pasado año para ayudar a los pequeños y nuevos empresarios, oscila entre los 4.000 y 10.000 euros, en función del perfil del solicitante y de la zona de la que proceda; con especial atención a los jóvenes desempleados, discapacitados, personas con mayores dificultades de acceso al mercado laboral, y mujeres víctimas de violencia de género.

Además, entre las actividades preferentes destacan las vinculadas a la atención a la dependencia y a la conciliación de la vida familiar y laboral; las relacionadas con el ocio y el recreo, la protección del medio ambiente (energías limpias y tratamiento de residuos), mejora de la calidad de vida, rehabilitación de viviendas y espacios públicos y asistencia a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, ha informado la Junta en un comunicado.

Martín recuerda que para solicitar una de estas ayudas la persona beneficiaria debe haber iniciado su actividad en los seis meses anteriores a la apertura del plazo (hay dos convocatorias anuales, en marzo y septiembre), en el caso de las subvenciones para el establecimiento de la actividad; o haber creado la empresa hasta tres años antes, para las ayudas al mantenimiento de la misma.

Por otra parte, la Consejería de Empleo tiene otra línea de subvenciones dirigidas a autónomos para incentivar nuevas contrataciones y la transformación de contratos de duración determinada en indefinidos, así como para fomentar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en el ámbito laboral. En este sentido, más de medio centenar de autónomos de la provincia se beneficiaron en 2010 de estas ayudas, cuya cuantía puede superar los 5.000 euros.


Fuente: Ideal (03/01/2011)