Las agencias de viajes quieren continuar con la buena marcha en la contratación de servicios que se ha vivido durante los meses de julio y agosto

En estos días muchas personas regresan al trabajo con depresión post-vacacional por la vuelta al estrés, al ambiente laboral y a la rutina cotidiana.

Mientras que la ciudad retoma el ritmo y se despierta del letargo estival, para algunos ciudadanos las vacaciones empiezan ahora. Las agencias de viaje consultadas coinciden en señalar que los atractivos de veranear en este mes son varios: ofertas más económicas, descuentos en estancias y playas más tranquilas. Aun así, la mayoría de los españoles prefieren junio, julio y agosto.

Mari Luz López es granadina y le encanta viajar en estas fechas con sus amigas, sobre todo la primera quincena. Es profesora de yoga y, aunque ahora comience la temporada, “siempre me gusta viajar en septiembre porque todo está más tranquilo, además de que mis amigas y yo lo hacemos todos los años”, explica mientras ‘estudia’ las ofertas dirigidas sobre todo a Centro Europa.

Los padres de familia también gozan de estas ofertas. Jesús Colás tiene 31 años y tiene dos hijos de 1 y 3 años. “Es mucho mejor viajar con los niños pequeños a la playa ahora, ya que no hay tantas aglomeraciones y los controlas mejor”, explicó el orgulloso padre. Según algunas ofertas, los niños de hasta 7 años pueden salir gratis en el alojamiento y el avión, si éste es necesario, aunque estas ofertas también se encuentran en julio y agosto. Respecto al destino escogido por la mayoría de estas familias es la costa, “preferimos ir a la playa, los niños disfrutan del agua y no sufrimos tanto por el calor”, afirmó Jesús.

Juan Carlos Domech, de 41 años, casado pero sin hijos, afirma que las vacaciones en septiembre es lo más “aconsejable”. “Nosotros tratamos de irnos lo más lejos posible, el año pasado fuimos a China y el anterior a Perú, nos gusta más la aventura y ahora es más barato”, explicó Juan Carlos mientras observaba la revista de ofertas de los cruceros. Esta pareja está bien económicamente y puede permitirse viajar “lo más lejos posible, ya viajaremos cerca cuando seamos viejos”.

Por su parte, las agencias están recuperándose poco a poco durante los meses de julio y agosto, que son los periodos estivales que tienen los precios más altos. “Ahora sobre todo hay ofertas para los que no pudieron irse durante estos meses o los que han preferido esperar a un mayor descuento, y para los ancianos con los viajes del Imserso”, explicó Charo, recepcionista de la agencia de Western Union de la capital.

La tercera edad se constituye en septiembre como un valor seguro. Viajes a centros costeros tan baratos para los jubilados son los verdaderos “chollos” del verano, que han salvado a varias agencias de caer sumidas en la crisis. “Los viajes del Imserso dejan menos comisión que otros viajes, pero siempre están ahí”, comentó Charo.

La crisis también se ha notado en el sector turístico. El bolsillo manda más que nunca, por eso el perfil medio del viajero busca vuelos baratos, chollos y hoteles en régimen de media pensión o todo incluido. Los viajes de larga distancia a países como China, la zona del Caribe o Australia se reservan para grandes ocasiones, al igual que los cruceros. “A partir del día 10 de septiembre empiezan a salir bastantes ofertas a puntos del Caribe, Canarias y Baleares que bajan entre el 25 y el 30% a su precio en los meses de julio y agosto, además que la clientela ha subido mucho respecto al año pasado”, explicó Maite, de Barceló Viajes. Aunque a partir de esta fecha las familias lo ven más complicado para viajar por el comienzo de curso de los niños, “los profesores suelen ser comprensivos en que los niños falten la primera semana”, explicó Jesús Colás.

“Para viajes de novios o celebraciones como una boda de oro, las parejas eligen destinos más exóticos pero el turista de a pie no se marcha tan lejos” comentó Inma, de viajes Ecuador. En esta agencia, además, se cuenta con clientes habituales, por lo que la crisis no ha afectado a la agencia de forma tan acuciante como a otras empresas dedicadas al mismo sector, que no han sobrevivido a la economía. Lo importante es que quien viaje sepa que los derechos que tienen no están mermados por las ofertas de septiembre.

Fuente: Granada Hoy (17/09/2010)