La igualdad también puede salir rentable

La Asociación Granadina de Mujeres Empresarias puso ayer en marcha el primer foro de mujeres empresarias.

En tiempos de crisis, las empresas tienen que estar muy alerta de todos aquellos factores que se puedan revelar como claves para seguir creciendo en rentabilidad y en competitividad. Y, aunque la mayoría piensa en el abaratamiento del despido o en una reforma fiscal que libere a las empresas de parte de sus costes sociales, la ministra Bibiana Aído, ofreció ayer una clave a la que pocos prestan atención: la igualdad.

Durante el primer foro organizado por la Asociación Granadina de Mujeres Empresarias (AGME), la ministra de Igualdad aseguró ayer que las políticas de igualdad hacen a las empresas que las aplican compañías más productivas y más competitivas. “La igualdad no es sólo una cuestión de justicia social, sino que también apoya la competitividad y la rentabilidad de las empresas”, explicó Aído en la inauguración del encuentro, en el que participó más de medio centenar de empresarias de la provincia. Por ello, la ministra de Igualdad recordó que “ahora más que nunca hay que evitar relegar el desarrollo de las políticas de igualdad”, que son “parte de la solución” de la convulsa situación en la que se encuentra la economía española.

La ministra subrayó que existe una “correlación directa” entre el desarrollo, la igualdad y la competitividad, y apuntó que un buen ejemplo de esta afirmación es el hecho de que las empresas creadas por mujeres, aunque más pequeñas, son también firmas “más flexibles y preparadas para el cambio. Por ello aguantan mejor: son empresas para hoy y para mañana”.

Rodeada de mujeres empresarias, Bibiana Aído reconoció el “largo camino” que han recorrido y los muchos obstáculos que todavía tienen que superar (limitaciones en la financiación externa, defectuosas redes de negocios, escasa presencia en sectores estratégicos, conciliación e internacionalización). Además, la ministra felicitó expresamente a la Asociación Granadina de Mujeres Empresarias por ser la primera de toda España y, por tanto, “pionera en la labor de visibilidad de la mujeres en el mundo de la empresa”.

La presidenta de AGME, Concepción González Insúa, explicó que la asociación que preside se formó en 1973 y que, desde entonces, ha ido adaptándose a los tiempos cambiantes que le ha tocado vivir. Un ejemplo: en una economía precaria como la actual, la Asociación Granadina de Mujeres Empresarias ha puesto en marcha un foro -cuya primera edición se celebró ayer- que pretende convertirse en un “espacio de reflexión” y en una “voz autorizada” sobre los problemas que las mujeres de negocios se encuentran en su carrera profesional.

Fuente: Granada Hoy (18/06/2010)