Granada se asoma a la primera línea de la ciencia a nivel mundial El ministro Pedro Duque y su homóloga de Croacia firman en Madrid un acuerdo de colaboración para reforzar la candidatura de Escúzar para albergar proyecto del IFMIF-Dones.

Granada y Croacia han pasado de ser competidoras a forjar una alianza para que Escúzar sea la sede del acelerador de partículas. El nuevo ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, señaló la semana pasada en Granada que era una proyecto prioritario para el Gobierno y una de sus primeras medidas ha sido sellar la alianza con Croacia para reforzar la candidatura en Europa. Duque y la ministra croata de Ciencia y Educación, Blazenka Divjak, firmaron ayer el acuerdo de colaboración que podría hacer que Granada despegara definitivamente para convertirse en la capital de la innovación del Sur de Europa con la instalación del IFMIF-Dones (International Fusion Materials Irradiation Facility-Demo Oriented Neutron Source).

España y Croacia presentaron candidaturas independientes para albergar el proyecto, pero finalmente unieron los esfuerzos en una candidatura única como opción europea. “La propuesta europea es la española”, manifestó Pedro Duque, que aseguró que Europa está “hiper acostumbrada” a hacer este tipo de acuerdos “y siempre funcionan”. De hecho, la Junta de Gobierno de Fusion For Energy (organización de la UE constituida para gestionar la aportación de Europa a ITER e IFMIF, con sede en Barcelona) dio la bienvenida al esfuerzo conjunto de España y Croacia para promover Granada como emplazamiento europeo para IFMIF-Dones, afirmando que “la propuesta conjunta es una sólida base para alojar Dones en Europa, una instalación esencial para la implementación de la fusión como fuente de energía”.

El acuerdo con Croacia contempla la realización de iniciativas conjuntas para impulsar la investigación en energía de fusión a través del intercambio de investigadores, el fomento de la participación industrial en grandes instalaciones científicas o la promoción de la participación conjunta en proyectos internacionales en el área de fusión, entre otras. Duque resaltó la cercanía de España con Francia (donde se construirá el ITER) y el nivel de los científicos españoles como ventajas de la candidatura granadina para albergar el proyecto, aunque reconoce que no ha visto cuál es la propuesta de Japón (la otra candidata).

El acuerdo fue suscrito en el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT). El trabajo desarrollado en este Organismo Público de Investigación español, la participación industrial en ITER y el suministro de componentes para prototipos en Japón (dentro de la colaboración Europa-Japón), ha permitido que España cuente con una gran credibilidad en el campo de la fusión.

España es muy activa en el proyecto ITER, siendo el tercer país de Europa que más contratos tecnológicos ha conseguido hasta el momento en términos de presupuesto total adjudicado. “Aquí hay un gran nivel en ciencia relacionada con energía nuclear, es una constatación del nivel muy alto que tenemos, y si conseguimos traer cuantas más instalaciones científicas y tecnológicas a España, mejor; nos lo merecemos porque hemos hecho un trabajo de base”, señaló el ministro.

El presupuesto estimado de la construcción de IFMIF-Dones es de entre 400 y 600 millones de euros y cuenta con el respaldo financiero de la Junta de Andalucía, así como de la UE. El periodo de construcción es de 10 años y su operación de, al menos, 20 años. Aunque todavía no hay un “plazo definido” para decidir si finalmente será Europa o Japón quien albergue el IMFIF-Dones, esta decisión, que se tomaría de manera conjunta entre la UE y el país nipón, se espera que esté lista antes de 2020, según asegura el director ejecutivo de la Comisión para la Implementación de IFMIF-Dones en España, Carlos Alejaldre.

Se trata de la mayor infraestructura complementaria al proyecto del Reactor Termonuclear Experimental Internacional (ITER), que se está construyendo en el sur de Francia para la obtención de una nueva fuente de energía basada en la fusión nuclear. IFMIF-Dones servirá para investigar y desarrollar los materiales con los que se construirán los futuros reactores de fusión. En el proyecto participan la Unión Europea, Estados Unidos, Japón, Rusia, China, Corea del Sur e India. La fusión es la fuente de energía del sol y de las estrellas. Considerada como lo opuesto de la fisión nuclear, este tipo de energía se basa en la fusión de núcleos ligeros tales como el Hidrógeno, Deuterio y Tritio, lo que reduce el problema de los desechos nucleares de forma significativa.

“La humanidad tiene que intentar esto, pero hasta que no tengamos los resultados preliminares dentro de bastantes años, no podemos decir si la humanidad, con la fusión nuclear, saldrá de este hoyo que tenemos ahora de cambio climático, pero hay que intentarlo, los científicos tienen mucha esperanza”, concluyó Duque, que para el próximo mes de julio ya tiene cerradas otras reuniones para que el acelerador de Escúzar tome el impulso definitivo.

Fuente: Granada Hoy