El Gobierno andaluz duplica la inversión para impulsar la presencia de las empresas en el exterior, con 250 millones

El IV Plan de Internacionalización prevé alcanzar la cifra de 20.000 firmas exportadoras.

El Consejo de Gobierno ha aprobado el IV Plan de Internacionalización de la Economía Andaluza, 2010-2013, con una dotación de 250,7 millones de euros para impulsar la presencia de las empresas andaluzas en el exterior. La nueva estrategia propone como principales metas crear más de 60.000 nuevos empleos vinculados a la actividad exterior; aumentar en 3.300 el número de firmas exportadoras, y situar a Andalucía entre las seis primeras comunidades autónomas españolas en cuanto a inversiones en el extranjero (actualmente es la décima).

El consejero de Economía, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila, subrayó tras el Consejo de Gobierno la relevancia de esta estrategia, porque “una región o un país son más fuertes cuando más internacionalizada está su economía”. Asimismo, enmarcó el plan en el reciente incremento experimentado por las exportaciones de las empresas andaluzas, algo que -a su juicio- “no es ajeno” a los esfuerzos del Gobierno autonómico durante las últimas décadas.

Respecto a los tres planes anteriores, el aprobado en el último Consejo de Gobierno se dirige a respaldar la apertura exterior no sólo de las empresas sino también de toda la economía andaluza. De este modo, si el primer plan incidía en el sector productivo, el segundo lo hacía en los mercados y el tercero en las empresas, el plan actual mantiene esos enfoques -indicó Ávila-, los amplía al conjunto de la economía andaluza e integra también “la visión de los agentes privados”.

En coherencia con esta ampliación de objetivos, consensuada en el marco del VII Acuerdo de Concertación Social, se duplica el presupuesto del Plan 2006-2009 (116 millones) y se implica en el desarrollo de los proyectos previstos a las ocho consejerías de la Junta de mayor perfil económico.

El plan se compone de 61 programas distribuidos entre cinco grandes ejes estratégicos. El de mayor dotación, 137,86 millones de euros, corresponde a las medidas de impulso a la innovación y competitividad de las empresas que ya han comenzado su andadura internacional (16.663 firmas exportadoras que operan en 197 países).

Los programas previstos en este bloque plantean también aumentar de 4.000 a 5.000 la cifra de las empresas que exportan de forma regular, así como incrementar en un 40% el valor de las ventas al exterior para alcanzar los 20.000 millones de euros en 2013.

La segunda mayor inversión, 76 millones, se destina al objetivo de consolidar la posición internacional de los bienes y servicios andaluces, mediante iniciativas de promoción para incrementar el valor añadido y generar imagen de marca.

Para favorecer el acceso a los mercados internacionales y ampliar los destinos, el plan consigna 29,9 millones de euros que se emplearán fundamentalmente en consolidar la red de oficinas de la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (Extenda).

Los cinco grandes bloques que integran el plan se completan con el dirigido a aumentar el número de firmas exportadoras e inversoras (4,1 millones de euros para alcanzar las 20.000 empresas) y con las medidas de captación y consolidación de inversiones extranjeras en Andalucía (2,81 millones). Este último capítulo incluye el objetivo de crear 7.700 nuevos empleos.

Entre los 61 programas previstos, algunos de ellos iniciados ya recientemente, destacan por su novedad los dirigidos a apoyar proyectos de innovación comercial, mejora del posicionamiento tecnológico de empresas turísticas, participación en programas marco de la Unión Europea, acceso a licitaciones internacionales, certificaciones de calidad en el exterior y colaboración para la internacionalización de ‘clusters’ y la formación de grupos empresariales exportadores.

Asimismo, se pondrá en marcha el Programa de Líderes Globales, cuyo objetivo es identificar a las empresas con mayor potencial exterior en cada sector y prestarles un apoyo específico para conseguir un efecto de arrastre sobre el resto de las firmas.

Otro programa destacado es el dirigido a proporcionar liquidez a las sociedades que inician proyectos de internacionalización, a través de nuevas fórmulas acordadas con las entidades financieras y el Instituto de Crédito Oficial.

Sectores

Las medidas recogidas en el plan continuarán respaldando a los sectores de la economía andaluza con presencia tradicional en el exterior (agroindustria, materiales de construcción, servicios y maquinaria, entre otros), aunque se dará prioridad a las actividades emergentes de mayor potencial, valor añadido y capacidad de generar empleo, como las relativas a tecnologías de la información y la comunicación, energías renovables, aeronáutica, biomedicina, turismo y cultura.

El plan se desarrollará fundamentalmente a través de los servicios de la agencia pública Extenda, centrados en apoyar de forma individual a las compañías y facilitar su entrada en los 27 mercados de los cinco continentes considerados de mayor interés. En ellos actúa a través de 21 Oficinas de Promoción de Negocios localizadas en 19 países (cinco de ellas con servicio de Centro de Negocios) y ocho ‘antenas activas’ en otros tantos destinos.

El IV Plan de Internacionalización de la Economía Andaluza se aprueba un año antes de lo previsto debido a que el anterior, inicialmente diseñado para el periodo 2007-2010, ya superó en 2009 los objetivos planteados.

Durante sus tres años de vigencia, Andalucía ganó una posición en el ranking español de comunidades exportadoras y ya se sitúa como la quinta por valor comercializado (14.334 millones de euros) y la tercera por empresas exportadoras (16.663 a finales de 2009). El número de firmas plenamente internacionalizadas -con inversiones regulares en el extranjero- pasó de 50 a 117.

Estos avances han permitido a la economía andaluza incrementar del 21,3% al 22,1% su grado de apertura (resultado de dividir la suma de exportaciones e importaciones por el PIB) y del 71,6% al 79,6% la tasa de cobertura (porcentaje de las importaciones que pueden pagarse con las exportaciones realizadas).

Fuente: Junta de Andalucía (07/09/2010)