Cuando ligar se convierte en negocio

¿Cómo ligar con tu amiga de toda la vida sin miedo a que te rechace? Esta pregunta es la que intentan responder cuatro hermanos a través de su nueva red social, Discreetic. Una idea que intentan convertir en negocio desde hace apenas una semana.

Una amiga que siempre te ha gustado y a la que nunca te has atrevido a invitar a cenar. La compañera de clase que te atrae pero que te morirías de la vergüenza si te rechazase. La vecina que siempre saludas y que tienes en Facebook pero que nunca saludas. Todas esas chicas, o chicos, son a los que se puede acceder a través de Discreetic. El objetivo no es buscar un encuentro con alguien que no conoces como puede ser el de las ya archiconocidas Meetic o Badoo. “La intención es facilitar eso que en determinados casos sólo se haría con alguna copas de más”, explica Gonzalo Vázquez de 25 años y el benjamín de los cuatro fundadores de la compañía.

Para conseguir este, en muchos casos, ambicioso objetivo, el mecanismo es sencillo. No hay más que registrarse en la página web y darse de alta. Una vez que se tiene una cuenta bastará con dar el visto bueno para que la aplicación exporte todos tus contactos del correo electrónico, cuenta de Facebook o Twitter. En ese momento, habrá que indicar quienes de todos te gustan. Entonces, el pretendido deberá de llevar a cabo el mismo proceso y únicamente en el caso de que se coincida se revelará el nombre de quién es el misterioso hombre o mujer.

“La principal ventaja es que es totalmente anónimo. Si tú no quieres nadie sabrá que estás usando la plataforma a no ser que lo digas. No hay ni mensajes automáticos, ni una pintada en el muro de Facebook. Absolutamente nada.”, comenta entusiasmado Alejandro, el mayor de los cuatro hermanos y hasta hace poco empleado de un importante banco de inversión. Un trabajo que le aportaba un gran salario pero escasa motivación. Algo que también les ocurría al resto de los integrantes del proyecto. Por ejemplo, Diego centrado en el tema del desarrollo del producto pertenecía al departamento de marketing de una multinacional de consumo. “Esto demuestra que creemos en nuestra idea y que no nos vamos a rendir hasta que el producto tenga éxito”, dice Jaime, el cuarto en discordia y anteriormente analista financiero.

Por tanto, la idea parece simple, hacer eso que tantas ganas se tiene de hacer pero sin el temor al rechazo. Todo ello gratis hasta el próximo 15 de julio. A partir de entonces, y para poder tener acceso ilimitado a la aplicación, será necesario abonar 2,95 euros mensuales, cantidad que sumado a los ingresos que esperan obtener mediante publicidad pueda permitirles alcanzar 1,5 millones de euros de facturación al cierre del próximo ejercicio. Mientras tanto, y a corto plazo, prefieren centrar el tiro en atraer usuarios. De momento, el objetivo es que 2011 termine con más de 200.000 personas registradas. Ambicioso objetivo para una empresa que apenas lleva una semana en funcionamiento, aunque sus fundadores no parecen amilanarse con el reto. Éste no es otro que conseguir hacer un negocio de una cosa tan antigua como el ligar.

Fuente: Cinco Días (29/06/2011)