Los invernaderos ahorrarían un 30% de consumo con una buena gestión energética Las medidas necesarias pasan por mejorar aislamientos o aumentar la separación entre cultivos

Los invernaderos pueden llegar a ahorrar más de un 30% del consumo energético que utilizan en la actualidad si realizan una adecuada gestión energética y unas pequeñas modificaciones en el diseño de sus instalaciones.

Así lo pone de manifiesto un estudio realizado por un grupo de investigación de Ingeniería Eural de la Universidad de Almería, dado a conocer en el marco de las jornadas Gestión Energética eficiente en Agricultura, Invernaderos organizada por la Diputación en la costa de Granada.

El director del grupo, Diego Luis Valera Rodríguez, ha señalado que una “adecuada gestión energética puede suponer un ahorro del 30% total del consumo energético de un invernadero”.

En su opinión, una de las mayores preocupaciones para los agricultores debe ser la búsqueda de fórmulas de ahorro, que en muchos casos, dice, se pueden conseguir aplicando “el sentido común” y por medio del uso de herramientas “simples y esenciales”.

La solución pasa a su juicio por combinar el uso de energías renovables e introducir algunos cambios en la disposición de la estructura de los invernaderos.

Para Valera, simples modificaciones como la mejora del aislamiento térmico, aumentar la separación entre un invernadero y otro (para que puedan reciclar el aire de forma natural) o el aumento del tamaño de los ventanales, que multiplica la luz solar, pueden ser recursos baratos y útiles para el ahorro energético.

En la actualidad, entre las provincias de Almería y Granada hay más de 43.000 hectáreas de producción hortofrutícola bajo plásticos con un volumen de mercado que supera los 2.000 millones de euros. Esta zona abastece al 60% del mercado nacional

Fuente: Granadahoy (29/10/2010)