La Cámara inaugura en Marruecos su primera oficina internacional

La sede apoyará a las empresas de Granada que decidan establecerse en Marruecos, que se ha convertido en la tierra de las oportunidades.

La implicación de la Cámara de Comercio de Granada con Marruecos no es nueva. Desde hace dos años, el organismo cameral organiza el encuentro Hispano-Marroquí que se celebra todos los meses de diciembre en la ciudad de Casablanca y las misiones comerciales con destinos marroquís son habituales en la agenda de la institución (sin ir más lejos, la próxima semana se organizará una expedición de empresas granadinas a Tánger y Tetuán). Pero ayer la Cámara granadina dio un paso más en la relación con el país alauita al inaugurar una antena (una oficina delegada, al fin y al cabo) en Casablanca, que se ha convertido en la primera oficina internacional de la corporación granadina.

La creación de esta oficina, que fue inaugurada ayer por el presidente de la Cámara de Comercio, Javier Jiménez, no puede entenderse sin contar con la campaña de fomento de la internacionalización de las empresas granadinas que la institución está llevando a cabo. Y como no basta con animar a salir al extranjero, la oficina de la Cámara de Granada en Casablanca, dirigida por David Márquez, técnico del Área de Comercio Exterior, ofrecerá apoyo in situ a las empresas granadinas que decidan establecerse en Marruecos o que se planteen iniciar procesos de exportación e importación con el país africano.

De un tiempo a esta parte, Marruecos se ha convertido en la tierra de las oportunidades. Así lo consideran el centenar de socios granadinos de Ditema, que hoy mismo firmarán el acuerdo definitivo para la construcción del parque Entretrés en la región del Setta, y la Cámara de Comercio. La cercanía física, los vínculos culturales e históricos y la apertura económica y política que está experimentando la sociedad marroquí -sin olvidar, por supuesto, el acuerdo de libre comercio que mantiene con Estados Unidos- han convertido al país africano en una tentación muy difícil de obviar para los empresarios que quieran seguir creciendo. “Marruecos es un mercado de gran valor potencial para sectores como el turístico, el de la construcción, el agroalimentario, el de las energías renovables, la industria biosanitaria o el medio ambiente y nuestra obligación es estar muy atentos a ese potencial y ayudar a las empresas granadinas a aprovecharla”, apuntó ayer Javier Jiménez

Entre otros servicios, la oficina de la Cámara en Marruecos ofertará incluso la elaboración de proyectos individuales -que incluirán la realización de sondeos de mercado para el producto o el servicio que se ofrezca, el desarrollo de agendas de trabajo con empresas interesadas y el seguimiento del proyecto-. De hecho, este mismo año ya se beneficiarán de este servicio 25 empresas granadinas.

La Cámara también actuará como detector de oportunidades de negocio para las empresas de la provincia, elaborará una base de datos de empresas marroquíes con interés en establecer contactos comerciales con Granada y redactará un boletín informativo mensual y otro anual con los sectores prioritarios para las empresas granadinas.

Fuente: Granada Hoy (10/06/2010)