Granada desembarca en Marruecos

Una docena de empresas de la provincia lideradas por la Cámara de Comercio llegan hoy a Casablanca para explorar nuevas oportunidades de negocio.

Una docena de empresas de la provincia desembarca esta semana, de la mano de la Cámara de Comercio de la provincia, en busca de oportunidades de negocio en Marruecos, un país en el punto de mira de las empresas españolas en los últimos años y especialmente desde que se agudizara la crisis económica internacional.

Desde hoy y hasta el jueves 2 de diciembre, la Cámara de Comercio de Granada organiza en Casablanca, la capital económica del país magrebí, un encuentro nacional de promoción comercial que reunirá a más de 30 sociedades de todo el país y en el que las de la provincia serán las más numerosas. Los sectores económicos representados en el encuentro de Casablanca serán el de la automoción e industria auxiliar, energías renovables y medioambiente, equipamiento, hábitat, sector auxiliar de la agricultura y de la construcción, ámbitos clave de la oferta de nuestro país y también, de forma complementaria, del desarrollo del país magrebí para los próximos años.

La crisis económica ha actuado como acicate para numerosas empresas de nuestro país a la hora de desembarcar en un país próximo y aún desconocido, que crece a una media anual de en torno al 5% a pesar de la crisis económica internacional. En este sentido, las previsiones nacionales y de organismos internacionales apuntan a que el incremento del producto interior bruto se seguirá incrementando en cifras similares el próximo año.

El encuentro empresarial, que cuenta con el apoyo de varias cámaras de comercio españolas, la Cámara de Comercio de España en Casablanca y el ICEX (Instituto de Comercio Exterior), organismo adscrito al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, prevé la celebración de una media de ocho encuentros con posibles socios comerciales marroquíes por empresa, lo que supondrá una cifra final de más de doscientas posibilidades de negocio.

La nómina de empresas granadinas, que alcanza la docena de sociedades, incluida la propia Cámara de Comercio, la forman Bacolgra, Tiresur, Bonterra Ibérica, Fuelec Eigra, Indaisa, Chedise, Jalsosa, Eurospain Cargo, Desarrollo de Obras y Contratas, Athisa y Asigran.

La Cámara de Comercio de Granada cuenta, además, desde la pasada primavera con una antena de promoción comercial, que es la primera que la institución empresarial abre en el exterior. Ya lo dijo el pasado junio el presidente de la Cámara, Javier Jiménez: “Es Marruecos un mercado de gran valor potencial para sectores como el turístico, el de la construcción, el agroalimentario, el de las energías renovables, industrias biosanitarias o medio ambiente y nuestra obligación es estar muy atentos a ese potencial y ayudar a las empresas granadinas a aprovecharla”.

El interés de las empresas de la provincia por Marruecos no es nuevo. El pasado junio el primer ministro marroquí Abbas El Fassi firmaba el acuerdo entre el Gobierno del país magrebí y la sociedad granadina Ditema para la construcción del parque Entretrés, que se levantará en Settat, al sur de Casablanca. La inversión del proyecto de Ditema superará los 600 millones de euros. Un hito en el panorama nacional marroquí, elogiado y apoyado por las instancias gubernamentales del país vecino.

Ditema (Desarrollo Industrial y Tecnológico de Marruecos S.L.) nació hace más de tres años para crear el mayor parque industrial de Marruecos junto a la localidad de Tamadroust, en la región de Settat. El macropolígono industrial, comercial, logístico y residencial -se proyectan 2.700 viviendas- Entretrés cuenta con 150 socios españoles y 50 marroquíes. La mayoría son empresas granadinas. Un auténtico éxito de las empresas de la provincia en pleno temporal internacional. El parque, como aseguran en la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España, servirá para aliviar los problemas de sobrexplotación de la zona que concentra más de la mitad de las unidades de producción del país y de las inversiones industriales de todo Marruecos.

Además, el Puerto de Motril se encuentra plenamente implicado en el desarrollo del citado proyecto. En general, las instalaciones portuarias motrileñas están situadas en un lugar estratégico para las conexiones entre Marruecos y España (es la dársena más próxima a Madrid). Como ha dicho recientemente Ángel Díaz Sol, presidente de la autoridad portuaria, “el Puerto de Motril podría convertirse en un punto de servicio para las rutas tradicionales de contenedores que hacen escala en Tangermed y Algeciras. La dársena motrileña serviría para la reparación de buques o para el cambio de tripulación en lugar de tener que esperar que quede libre la Bahía de Algeciras para hacer estas labores”.

Recientemente, la Autoridad Portuaria de Motril y la Agencia Nacional de Puertos de Marruecos llegaron a un acuerdo definitivo para crear líneas marítimas que unan el puerto granadino con los de Casablanca, Alhucemas y TangerMed, el nuevo puerto que Marruecos impulsa para hacerse con la primacía en el Estrecho. El Puerto de Motril se halla a un paso de la región oriental de Marruecos, una de las zonas tradicionalmente más atrasadas del país pero pilar en estos momentos de las estrategias de desarrollo agrícola, agrupadas en el Plan Maroc Vert.

El pasado julio, además, se creaba Mercamed, una iniciativa liderada por la Diputación granadina, la Cámara de Comercio y la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), que nace como un proyecto de promoción económica destinado a favorecer iniciativas conjuntas entre Granada y el norte de Marruecos.

De las posibilidades del mercado marroquí son cada vez más conscientes no sólo los empresarios granadinos, sino andaluces y españoles en general. Una economía cada vez más abierta al comercio internacional -que negocia con la UE la progresiva liberalización comercial y de servicios-, un mercado joven y en expansión, bajos costes laborales y la cercanía física a nuestro país señalan el camino de las oportunidades comerciales y de inversión. La buena actuación de la economía de Marruecos en tiempos de zozobra internacional ha sido destacada por organismos financieros e instituciones internacionales en los últimos meses. El primer paso hacia la integración en el mercado de la Unión Europea lo constituye la liberalización de los intercambios agrícolas, cuya hoja de ruta está próxima a ratificarse en Bruselas.

España se consolida en los últimos años como el segundo inversor y el segundo socio comercial del vecino del sur, después de Francia, su aliado tradicional. Las autoridades marroquíes impulsan especialmente el sector primario, el de las energías renovables y el turístico a través de varios planes nacionales de desarrollo.

Para el primero de ellos, Marruecos desarrolla el llamado Plan Maroc Vert, con el que se pretende llevar a cabo un proceso de modernización de la agricultura sin precedentes. Las oportunidades de negocio en este ámbito se hallan, principalmente, en el suministro de productos fitosanitarios y semillas, así como de maquinaria agrícola; el desarrollo de sistemas de irrigación e invernaderos; la industria de la transformación del producto agrícola y el amplio sector de las consultorías e ingenierías de sistemas de gestión de calidad.

Para el sector turístico, las autoridades del país magrebí pretenden superar en los próximos años la cifra de diez millones de visitantes anuales, para lo cual han diseñado la construcción de un conjunto de resorts turísticos repartidos por todo el país. La presencia española ya es significativa: promotoras, cadenas hoteleras y tour operadores ya se aprovechan de las posibilidades de este impulso público por el turismo.


Fuente: Granada Hoy (29/11/2010)