El desembarco de H&M activa la ‘repoblación’ comercial del centro

El edificio que ocupa los números 25 y 27 de la calle Reyes Católicos es el elegido por la multinacional sueca, que previsiblemente abrirá su primera tienda en Granada en un plazo máximo de tres meses.

Los ‘fashionistas’ de Granada lo esperaban desde hace tiempo como agua de mayo. Se acabaron los viajes a Málaga o a Sevilla, porque en un plazo aproximado de tres meses la multinacional sueca H&M abrirá su primera tienda en el centro de Granada. Los números 25 y 27 de la calle Reyes Católicos, un edificio completo de cuatro plantas que durante meses ha lucido el cartel del Ayuntamiento de Granada que recordaba su estado de “reestructuración de edificio y adecuación para uso comercial’, será el escenario del desembarco de la cadena de moda que, junto a las tiendas del grupo textil Inditex, se encuentra entre las preferidas por los amantes de la moda.

Desde la empresa sueca confirmaron la intención de la multinacional de llegar a Granada a lo largo de 2011, aunque en un principio no avanzaron ni la fecha de inauguración ni la ubicación exacta de la nueva tienda. Sin embargo, fuentes de la Federación Provincial de Comercio confirmaron que el local elegido por H&M para la puesta en marcha de un proyecto largamente acariciado -ya en 2008 comenzó a hablarse de su llegada- era un edificio completo en plena ‘milla de oro’ del Centro Comercial Abierto de la ciudad.

Y ahora el plazo de ejecución ha sido confirmado a pie de obra, porque los trabajos de adecuación del edificio ya han comenzado. Desde hace días los obreros trabajan en el interior del edificio de Reyes Católicos para garantizar la apertura de la nueva tienda de H&M en Granada en un plazo máximo de tres meses. Así que para antes de Semana Santa, según confirmaron los propios trabajadores, los granadinos podrán comprarse los modelitos de la campaña de primavera-verano de la multinacional sin necesidad de trasladarse a otras ciudades.

El portavoz de H&M aseguró que el proyecto de Granada es una iniciativa de la que la multinacional “tenía ganas desde hace mucho tiempo”, pero recordó que si no se ha acometido antes es porque las nuevas aperturas dependen “de buscar una localización comercial segura, que a veces no es fácil”.

El desembarco de H&M en el centro de la ciudad -en teoría también el Centro Comercial Nevada, una vez que se desembrolle la situación judicial, albergará una tienda de la multinacional- no sólo es una buena noticia para las fans de la cadena, sino también para el tejido comercial granadino. Dejando a un lado la competencia que puede plantear H&M, sobre todo a las tiendas de Inditex, capitaneadas por Zara, el hecho de que los locales vacíos de la calle Reyes Católicos comiencen a ocuparse beneficia tanto a los consumidores como a los comercios de la zona, que verán incrementado el tráfico de viandantes y, con ello, la afluencia de clientes.

Además, la inauguración de H&M marca un antes y un después en la ‘repoblación’ comercial del centro, que en los últimos meses ha dado lugar a la apertura de nuevas tiendas y establecimientos de restauración. Es el caso de La Cueva o de la cafetería Rey Fernando en la calle Reyes Católicos, del nuevo Pull&Bear de la calle Recogidas, del nuevo local de Tejidos Buenos Aires en la calle Mesones o de la apertura de una tienda de la cadena Shana en uno de los bajos de la plaza de la Trinidad.

Pese a la indudable dinamización del centro comercial abierto de la ciudad, lo cierto es que la situación del sector no deja de ser preocupante. El presidente de la Federación Provincial de Comercio de Granada, Enrique Oviedo, aseguró que los que están floreciendo ahora son “proyectos antiguos que estaban pendientes desde hace varios años”, pero que todo lo demás “está muy parado”.

Asimismo, la presidenta del Centro Comercial Abierto de Granada, Raquel Ruz, indicó que detrás de las nuevas aperturas hay “empresas fuertes y puntuales, con reservas y capacidad para invertir”. De hecho, la responsable de los comerciantes del centro de la ciudad apuntó que “la generalidad del pequeño y mediano comercio no es abrir nuevos puntos de venta, sino cerrarlos”. Así que la apertura de nuevos establecimientos comerciales tiene más que ver con la mala situación económica que con la recuperación del sector. Son sobre todo proyectos que estaban parados y que ahora, cuando el cierre de comercios ha provocado un aumento de los locales disponibles y ha bajado los precios, han aprovechado la oportunidad.

En cualquiera de los casos, Raquel Ruz indicó que proyectos como el de H&M siempre “son bienvenidos”. “Estas iniciativas siempre son una locomotora que pueden propiciar que en la calle Reyes Católicos vuelvan a abrir pequeñas tiendas en los locales cercanos. Y eso, en el momento en el que estamos, es bueno”, señaló la presidenta del Centro Comercial Abierto.


Fuente: Granada Hoy (15/01/2011)