El Corte Chino se originó en Almuñécar

La globalización y la crisis llenan el país de grandes almacenes que venden productos baratos.

El fenómeno se ha extendido por todo el panorama nacional. Se trata de ‘El Corte Chino’, un bazar chino con la fachada pintada de color verde chillón que nació en Almuñécar. Según informa hoy Javier F. Barrera en la edición impresa de IDEAL, ya son más de una veintena de locales alrededor de España que se denominan igual y con características parecidas aunque no están relacionados comercialmente con el ‘original’ sexitano. Fernando Wang, un ciudadano chino residente en Almuñécar, decidió nombrar así a su bazar en abril de 2007.

Ahora, Madrid, Barcelona, Alicante, Oviedo, Bilbaio… todos gozan de cortes chinos. Fernando asegura que nada tienen que ver con él los cortes chinos que han brotado por España; se sorprende enormemente y exclama “no tenía ni idea de que estaba ocurriendo esto con El Corte Chino”. En la veintena de ciudades donde han aparecido locales similares bajo el mismo nombre, algunos han tenido que cerrar por problemas de licencias. Otros analistas claman que es “competencia desleal” al mercado tradicional. Lo cierto es que en tiempos de crisis, el negocio de los chinos ha brotado como ninguno y ha logrado captar más clientes y aumentar las ventas. En Almuñécar, “ya es Navidad en El Corte Chino”.


Fuente: Ideal (09/12/2010)