BMN ganó 102 millones en 2014, casi cinco veces más que el año anterior La entidad dice que el dinero se destinará a reservas aunque también habrá reparto de dividendos

BMN, entidad fruto de la fusión de las cajas de Granada, Murcia y la balear Sa Nostra, obtuvo en 2014 un beneficio neto atribuido de 102 millones de euros, casi cinco veces más que los 23 millones de euros del año anterior, según ha explicado la entidad en un comunicado.

Estos 102 millones de euros se destinarán a reservas, aclara la nota, que también señala que está previsto el reparto de dividendos para este año.

Pese a que la tasa de morosidad del conjunto del sector financiero evoluciona a la baja, BMN ha visto cómo su ratio de mora se elevó el año pasado al 13,79% desde el 12,38 del ejercicio anterior.

No obstante, el crédito dudoso se redujo un 5,5% en el segundo semestre del año, con lo que la tasa de cobertura se elevó al 40,5%, 3,8 puntos más que en junio de 2014. El margen antes de provisiones se elevó a 797 millones de euros, de los que 580 millones se destinaron a coberturas de activos.

El esfuerzo realizado en gastos de explotación, señala BMN, así como la evolución del margen de intereses mejoraron la capacidad de generación recurrente hasta un 0,81% sobre los activos totales medios. BMN superó “ampliamente” las pruebas de estrés a las que el Banco Central Europeo (BCE) y la Autoridad Bancaria Europea (EBA) sometieron el pasado año a la banca del Viejo Continente, ya que quedó en el puesto 14 de las 130 examinadas.

Sus ratios de capital son ahora mejores que hace un año, señala el comunicado, ya que su capital ordinario es del 10,2% -0,7 puntos por encima de lo que marcaba en enero de 2014-, en tanto que la ratio de capital que anticipa a la fecha actual los futuros requerimientos, es del 11,5%.

El pasado año supuso para BMN “un punto de inflexión” en su gestión pues reforzó su eficiencia comercial y se reorientó hacia particulares y pymes, al tiempo que mejoró el control interno y de riesgos, algo que prevé mantener este año.

Todo ello le permitió aumentar los depósitos de la clientela en unos 540 millones de euros, con lo que la ratio de créditos sobre depósitos se redujo hasta un 96,7%, 11,9 puntos porcentuales menos que un año antes. Al cierre de 2014, el porcentaje de liquidez disponible era del 21% de sus activos totales, tras haber reducido sus peticiones al BCE en 2.100 millones de euros. El presidente de la entidad, Carlos Egea, destaca en el comunicado que estas cifras “reflejan el esfuerzo llevado a cabo en términos de reestructuración, saneamiento y capitalización”.

Fuente: Granada hoy (04/03/2015)