Apoyo a los emprendedores con eficiencia energética

Fundación Repsol dota un fondo con 1,5 millones anuales, además de asesoramiento.

Ayudar a los emprendedores para que desarrollen proyectos empresariales en el ámbito de la eficiencia energética en España, con el fin de que aporten soluciones en materia de ahorro y un uso responsable de la energía. Este es el objetivo con el que la Fundación Repsol lanzó el pasado julio el Fondo de Emprendedores.

Por un lado, la institución calcula que la dotación económica que tiene que aportar al fondo puede alcanzar la cifra de 1,5 millones de euros anuales y, por otro, la fundación ofrecerá también asesoramiento técnico, financiero y legal. La intención es seleccionar los cinco mejores proyectos emprendedores de entre todos los que participen en la convocatoria, que concluye el próximo 30 de noviembre. Una vez comunicados los proyectos elegidos, Fundación Repsol realizará un proceso de acompañamiento que, entre otros puntos, abarcará contactos con el mercado y acceso al capital inversor.

Cada proyecto tendrá una asignación mensual que, dependiendo de sus propias características, podría oscilar entre los 6.000 euros y los 12.000 euros durante el periodo necesario para su desarrollo. La duración máxima de esta etapa será de 24 meses y el proceso finalizará favoreciendo el acceso a potenciales inversores para que estos financien el desarrollo del proyecto.

“Desde que el pasado mes de julio se lanzó el fondo, hemos recibido más de 30 propuestas. Estamos realizando un gran esfuerzo en dar a conocer el fondo en distintos ámbitos, como universidades, centros de investigación, organizaciones empresariales, escuelas de negocios, etcétera, y esperamos contar, al cierre de la convocatoria, con un importante número de proyectos”, exponen fuentes de la Fundación Repsol.

La institución quiere que los proyectos empresariales elegidos generen actividad económica, aporten valor, creen empleo y mejoren la competitividad y la sostenibilidad de la economía española. “Nosotros esperamos que los proyectos incubados, con sus planes de negocio desarrollados, despierten el interés del capital inversor y capten el dinero necesario para la puesta en marcha de sus negocios”, afirman en la institución.

Asimismo, estas mismas fuentes señalan que “para nosotros, un resultado óptimo sería que todos los proyectos incubados se convirtieran en realidades y contribuyan a generar actividad económica y a generar empleo. Medido bajo este criterio, el éxito de los emprendedores apoyados significará el éxito del fondo y el de la propia Fundación Repsol en su objetivo de impulsar la energía social”.

La intención es que las propuestas empresariales y los proyectos novedosos estén focalizados en el desarrollo de nuevos procesos, tecnologías, servicios, productos y materiales, tecnologías de almacenamiento y gestión de redes de transporte o distribución de energía y tecnologías de la información cuyas aplicaciones tengan como resultado una mejora de la eficiencia energética y un ahorro en el consumo de agua.

Tutor

El asesoramiento técnico, comercial, financiero y legal que aporte el fondo será personalizado y estará coordinado por un tutor, que tiene como finalidad desarrollar y aumentar el valor de los proyectos para su puesta en el mercado. En el primer trimestre de 2012 se anunciarán los proyectos elegidos.

Criterios que priman en la selección

Los criterios que aplicará la Fundación Repsol para seleccionar a los proyectos serán: la validez de los fundamentos científicos y técnicos aplicados en el ámbito de la eficiencia energética; el nivel de innovación que representa; la viabilidad comercial de la propuesta, y la adecuación del estado actual del proyecto empresarial a las características del fondo de emprendedores.

Fuente: Cinco Dias (17/10/2011)