Adaptar constantemente la idea de negocio a las necesidades del mercado

Los emprendedores tienen que estar constantemente adaptando el producto al mercado: no hay innovación si no hay negocio.