«Para retener el talento no basta el salario material: también es fundamental el emocional» Directora en España de uno de los portales de comerio electrónico más grandes del mundo, participa en el ciclo ‘Mujeres Sobresalientes’ de Cesine

Hace 22 años eBay no existía. Hoy es una de las plataformas digitales de comercio más importantes del mundo. Susana Voces, su CEO en España, representa a una nueva generación de profesionales que mira sin complejos a Silicon Valley. Participa en el ciclo ‘Mujeres Sobresalientes’, de Cesine.

– ¿Qué es el liderazgo? ¿Cuáles son las claves para gestionarlo?

Hay muchas definiciones de liderazgo, pero todas coinciden en que cada persona puede descubrir el suyo a partir de los rasgos que le diferencian. Es decir, creo que no debemos mitificar el liderazgo como una cualidad excepcional. En mi opinión, el liderazgo tiene que ver con que ocurran cosas, se sientan cosas y se camine hacia un objetivo común. Un líder es una persona que anticipa mediante una visión qué cosas quiere que ocurran, logra unir a su equipo en torno a esa visión y consigue que todos se sientan partícipes de un propósito común. Al anticipar lo que va a venir, debe ser una persona dispuesta al cambio, máxime en unos momentos que están presididos por la incertidumbre. Decía John P. Kotter que “la dirección se ocupa de hacer frente a la complejidad”, un rasgo creciente de las organizaciones del siglo XXI; sin embargo, “el liderazgo se ocupa del cambio”. En un mundo de incertidumbres, un líder tiene que ser capaz de crear certezas.

– ¿Cómo ha evolucionado del liderazgo desde que comenzó su carrera hasta ahora?

Cuando yo me inicié en el mundo laboral no se hablaba de “salario emocional”, por ejemplo, y tampoco se había acuñado el término “posverdad”. Ahora, cuando hablamos de gestión empresarial, estamos hablando de razón y emoción, de tangibles e intangibles, de un nuevo equilibrio entre lo que hacemos y lo que sentimos. Hemos sido educados para buscar en el porqué de las cosas, una razón científica, visible, explicable racionalmente. Sin embargo, muchas de nuestras decisiones tienen un alto componente emocional. A menudo utilizamos la razón para justificar una emoción, como la compra de un objetivo que nos apetece.

Tenemos que encontrar un nuevo equilibrio entre la razón y la emoción, que es clave para ejercer el liderazgo en una organización. A este cambio sumo el impacto de la globalización, incluidos los miedos que están provocando. Aunque yo empecé a viajar muy joven, la verdad es que eran muy pocas las personas que se iban a trabajar fuera de su comunidad autónoma. Hoy nuestro mercado de trabajo es el mundo, lo cual obliga a los líderes a tener una visión más abierta, diversa y adaptativa.

– La gestión del talento es uno de los grandes ‘mantras’ de las empresas en la actualidad. ¿Qué supone una buena o una mala gestión del mismo?

Muchos de los elementos que se consideraban diferenciales en una empresa se han convertido en una commodity, en algo que cualquiera puede encontrar en el mercado. Cuando disponemos de la nube (icloud) la inversión en hardware ya no es distintiva, incluso ni siquiera necesaria. En los tiempos donde avanza el software libre, tampoco la base de los sistemas es un factor de competitividad. El capital sigue siendo una limitación, pero no un elemento diferencial, porque hay mucha liquidez en el mundo e inversores dispuestos a invertir en buenas ideas.

Por eso, el recurso más importante de una empresa es el talento de sus personas. No digo empleados, sino personas, porque la organización debe tener la capacidad de atraer al mejor talento sin la necesidad de someterlo a rigideces laborales. La empresa debe crear una red de talento, interna y externa, al servicio de un objetivo común. Para retener el talento no basta el salario material, sino, como decía antes, también el emocional. El mejor talento se compromete con los mejores proyectos, que son aquellos que producen ilusión, generalmente porque tienen un propósito que va más allá de ganar dinero o alcanzar el presupuesto.

– La presencia de las mujeres en el ámbito directivo ha mejorado en nuestro país, pero todavía tiene que mejorar. ¿Cómo ha sido su experiencia laboral como mujer?

Muchas mujeres se enfrentan a dificultades solo por el hecho de ser mujeres, sin embargo, yo he tenido el privilegio de no encontrarme con obstáculos ni sufrir discriminación durante mi carrera profesional. Actualmente ya hay muchas mujeres que, como yo, han logrado posiciones directivas por su valía y esfuerzo. En ese sentido, las cosas han cambiado mucho en este país, y poco a poco avanzamos hacia una sociedad más abierta, diversa e inclusiva. Aún así, queda camino por recorrer. Creo que más que incidir en la discriminación positiva, hay que profundizar en las políticas de conciliación.

Debemos avanzar en una cultura en la que el verbo conciliar signifique lo mismo para el hombre trabajador que para la mujer trabajadora. Las Administraciones Públicas pueden y deben dar señales en ese sentido, marcar el camino, ofrecer buenos ejemplos. Cuando los estudios dicen que las mujeres reciben un salario menor que un hombre en una posición equivalente, eso quiere decir que hay que seguir trabajando para que la igualdad sea menos imperfecta. En eBay contamos con una red llamada Women’s Initiative Network que nos ayuda entre otras cosas a desarrollar nuestras habilidades, promover la conciliación y conseguir una carrera exitosa. Todo ello nos hace ser una de las compañías de la industria que destaca por disponer de un alto porcentaje de mujeres en plantilla. En nuestro caso, representan un 42% de los empleados.

– ebay es uno de los referentes del comercio electrónico mundial. ¿Qué retos encara actualmente la compañía?

eBay nació hace 21 años con la visión muy clara sobre cómo debería desarrollarse el comercio en el futuro: el comercio debería estar principalmente posibilitado por las personas, fundamentado e impulsado por la tecnología y abierto a todo el mundo. Este claro propósito ha hecho que eBay se convierta en una de las principales plataformas de comercio electrónico con presencia en 190 países y 167 millones de compradores activos en todo el mundo. El objetivo de eBay es ser el sitio favorito para descubrir artículos únicos y al mejor precio, ofreciendo a vendedores de todos los tamaños la tecnología y las herramientas necesarias para que puedan hacer crecer sus negocios tanto a nivel local como a nivel internacional.

Durante estos años eBay ha ido evolucionando conforme a las nuevas formas de consumo, actualmente el 81% de los productos que se venden son nuevos y el 87% puede adquirirse a precio fijo y las categorías principales son Tecnología, Moda y Casa y Jardín. eBay se ha convertido en el partner global perfecto para millones de vendedores siendo un vehículo muy importante de desarrollo económico y crecimiento para miles de comunidades en todo el mundo.

En el futuro y en un entorno cambiante, continuaremos trabajando para seguir personalizando adecuadamente la experiencia de compra y adaptarla al máximo a las necesidades de nuestros compradores. En nuestro compromiso con las pymes, seguiremos acompañándoles en su proceso de transformación digital, mejorando las herramientas y la tecnología que les ofrecemos para que puedan seguir compitiendo en un entorno global en igualdad de condiciones.

– Las nuevas tecnologías han transformado tanto al mercado como a los profesionales. ¿Qué oportunidades y qué peligros encierra para unos y otros?

Globalización, incertidumbre, desconfianza, gestión de riesgos, emocionalidad, conectividad, inmediatez y adaptación son términos asociados a la gestión empresarial. El contexto apunta hacia empresas más ágiles, concentradas en aquellos procesos que realmente aportan valor (hacer la nómina, por poner un ejemplo, no aporta valor, el valor reside en las políticas salariales) y con un fuerte componente comercial. La tecnología contribuye a agilizar la gestión, permite a la empresa automatizar procesos con poco aporte de valor y, en consecuencia, hacerlos más eficientes, y facilita la comercialización de los productos y servicios. Son millones las Pymes que venden sus productos a través de eBay, somos su plataforma comercial para vender en todo el mundo. Esas empresas no necesitan una infraestructura física (un comercio), ni siquiera un software propio de ventas y pueden llegar con un coste mínimo a cualquier parte del mundo, algo impensable con modelos de implantación física.

La tecnología permite concentrarse mucho más en el core busines, establecer relaciones con muchos más clientes, conocerles mejor y anticiparse a sus decisiones de compra. Estamos en un cambio disruptivo para la organización empresarial. Unas empresas ya se han dado cuenta, otras están en ello y algunas se darán cuenta tarde.

– ¿Cómo cree que debe gestionarse la formación ante los cambios del mercado laboral?

La formación relacionada con las nuevas tecnologías tiene un componente cultural y otro cognitivo. El primero es tal vez más importante que el segundo. Tenemos que cambiar la forma de ver las cosas, buscar nuevos ángulos, explorar nuevos caminos, lo cual requiere que removamos algunas creencias que limitan nuestra capacidad de adaptación. Debemos desterrar frases como “¿si así se ha hecho toda la vida, por qué tengo que cambiar ahora?” La resistencia al cambio, que implica salir de la zona de confort, es humana, pero el entorno nos está diciendo que o salimos de esa zona o nos sacarán contra nuestra voluntad. Hay que formar a los trabajadores para que vean a las nuevas tecnologías como una oportunidad de progreso en su carrera profesional.

El componente cognitivo es más fácil de trabajar. Las empresas han de invertir en formar holísticamente a sus personas. No se trata solo de saber más, sino de aprender más. Una de las características de un líder es, precisamente, que enseña a su equipo a hacer las cosas de una determinada manera, les enseña con el ejemplo.

– Va a ser la protagonista del ciclo ‘Mujeres Sobresalientes’ de Cesine. ¿Qué aportan este tipo de iniciativas? ¿Qué aspectos destacaría de las nuevas generaciones de profesionales?

Mi madre que me decía que yo era una niña de “notable”. No me considero una mujer sobresaliente porque no intento sobresalir, sino salir adelante con pasión, ilusión, ganas y sana ambición. Es bueno que las mujeres que ocupamos posiciones directivas y que podemos ser una referencia para otras mujeres contemos nuestra experiencia, nuestra historia, qué hicimos bien y qué hicimos mal y, sobre todo, qué hemos aprendido. Eso sí, aspiro a sacar una buena nota con mi familia (enseñar a mis hijos predicando con el ejemplo) y con mis compañeros de eBay. Para mí, no hay éxito sin afecto.

– ¿Y del cambio que se está produciendo en la educación para adaptarse a este nuevo escenario global?

Creo que el cambio más importante no se está considerando suficientemente. No hay que enseñar a los niños a navegar por internet (en un par de generaciones casi lo llevarán en el ADN), sino a discernir, a saber elegir fuentes de información y, sobre todo, a forjarse un criterio. Tenemos que estimular en la escuela el pensamiento crítico, la creatividad y la gestión de las emociones. No se trata de acumular conocimientos, sino de seleccionar aquellos conocimientos que nos van a permitir seguir aprendiendo, innovando y aportando soluciones, por pequeñas que sean, para los problemas que tiene la Humanidad.

Fuente: Ideal