“Parar sin detenerse”, por Pau Gasol

Para la mayoría de nosotros, el verano es el momento del año para romper con la rutina y descansar. Sin duda, las vacaciones deben ser un periodo de desconexión, de cargar pilas, de cambiar la dinámica que nos ocupa gran parte de año. En mi caso, una rutina que implica jugar de 3 a 4 partidos semanales durante la temporada con desplazamientos constantes recorriendo el extenso territorio de los EEUU y con tan solo un parón en febrero para la celebración del fin de semana de las estrellas. Leer