El Mundial de Snowboard generará un volumen de negocio de 16 millones en Sierra Nevada Un estudio económico de la Universidad de Granada calcula que se crearán 1.500 empleos para la competición.

Un impacto económico de más de 16 millones de euros y la generación de 1.500 puestos de trabajo, además de la imagen que durante dos semanas proyectará Sierra Nevada al mundo. Son las conclusiones del estudio económico que ha elaborado la Universidad de Granada de cara al Campeonato Mundial de Snowboard y Freestyle Ski, que se celebrará del 7 al 19 de marzo en la estación de Esquí granadina.

Veintiún años después de los Campeonatos del Mundo de esquí Alpino que supusieron el mayor salto cualitativo en la historia de la estación, Sierra Nevada afronta ahora un nuevo reto organizativo que el consejero de Turismo, Francisco Javier Fernández, califica como “punto de inflexión” para la estación de Pradollano, donde se reunirán durante los doce días de competición 224 periodistas especializados, mientras veintidós cadenas de televisión procedentes de veinte países llevarán en directo las pruebas a los continentes europeo, americano y asiático.

Un equipo dirigido por Juan de Dios Jiménez Aguilera, profesor de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Granada, ha elaborado el informe que calcula un incremento en la demanda de bienes y servicios estimada en 7,9 millones de euros. El presupuesto de la organización se eleva a 6,6 millones y el estudio señala que el 8,6 por ciento de la demanda se origina por el gasto turístico de espectadores y visitantes, mientras los patrocinadores generan el 5,6. El evento implica el desplazamiento a Granada de más de 1.900 personas, entre deportistas, auxiliares de equipos, federativos y técnicos, además de representantes de empresas patrocinadoras y de medios de comunicación. Se estima una media de 500 espectadores por día, lo que arroja 6.000 en total, y globalmente producirían 12.820 pernoctaciones con una estancia media de 7,7 días. El movimiento económico estimado alcanzará una cifra de 16,14 millones de euros, distribuidos en actividades deportivas y recreativas, industriales, de servicios a empresas, financieros y de seguros, alojamiento y restauración e inmobiliarias y de alquiler.

El empleo requerido, por otra parte, equivale a la contratación de 188 trabajadores durante un año a jornada completa. Dado que las necesidades de trabajo se concentran en el periodo específico de alrededor de dos meses, la realización de escenarios deportivos y su posterior desmontaje así como la atención al desarrollo de las competiciones durante las fechas del campeonato requieren de 1.501 empleos, según concluye el informe.

En definitiva, el estudio concluye que por cada euro invertido en la organización el campeonato generará 2,10 euros en producción de bienes y servicios. Este efecto multiplicador “se descompone” en 1,6 euros generados por el impacto director e indirecto y 0,5 euros por el impacto inducido. Los gastos de organización provienen de ingresos externos por derechos de televisión, publicidad, patrocinios y venta de servicios. Así, ni las administraciones ni Cetursa, la empresa gestora de Sierra Nevada, han tenido que afrontar un aumento presupuestario para este ejercicio.

El informe ha sido presentado este miércoles a representantes de las instituciones y colectivos sociales en un acto en el que el consejero ha resaltado el “legado” que el campeonato de Snowboard dejará en Sierra Nevada para su explotación comercial. Las novedades principales se concentran en el ‘snowpark’ Sulayr, en la Loma de Dílar, donde se desarrollarán la mayor parte de las pruebas deportivas. Además, se ha reformado la pista de baches de la Visera, se ha dotado de iluminación el ‘halfpipe’ y se han adquirido tres cañones de nieve artificial, además de colocar dos nuevos paravientos en las pistas de Villén y de la Perdiz.

Fuente: El Mundo (08/02/2017)