Los cruceristas de EEUU serán casi el 50% de pasajeros de esta temporada del Puerto

De las 33 escalas y 10.800 visitantes que recibirá Motril, 5.700 vendrán de Estados Unidos.

El Puerto de Motril, en la costa de Granada, espera este otoño el atraque de once de los 33 cruceros de la temporada, que se inició en marzo y llegará hasta mediados de noviembre, representando los cruceristas estadounidenses casi el 50% del total de pasajeros.

Según informa el Puerto de Motril en una nota de prensa, por capacidad, destacan los buques Nautica, Seabourn Ovation y el Azamara Pursuit, ocupados en su mayoría por pasajeros estadounidenses, e incluidos en la categoría de lujo, que demandan en destino productos relacionados con la cultura y la gastronomía de España. En concreto, los estadounidenses representan el 48,85% del total del año, seguidos de ingleses, franceses y alemanes. En datos absolutos, de las 33 escalas y 10.800 pasajeros que habrán pasado por Motril en 2019, 5.700 son estadounidenses.

En cuanto a las navieras, cinco de las doce que operan habitualmente con el Puerto de Motril tienen su sede en Estados Unidos, entre otras, Azamara, Oceanía y Seabourn.

La Autoridad Portuaria ha destacado la necesidad de “promocionar el destino más cercano”, empezando por Motril y la Costa Tropical, ya que “se calcula que casi la mitad del pasaje que llega en cada crucero prefiere conocer la oferta que existe alrededor del puerto, tanto gastronómica, cultural o monumental”.

Un habitual cada temporada en el Puerto de Motril es el crucero Royal Clipper, el velero de cinco mástiles más grande del mundo, que atracará en el muelle Costa el próximo día 24 de octubre. Precisamente, la naviera fue reconocida hace unos años con la colocación de una placa a pie de muelle por su compromiso con la costa y la provincia de Granada. A bordo llegarán en torno a 200 pasajeros procedentes de Estados Unidos.

El pasado mes de agosto, el puerto recibió por primera vez al Silver Shadow, un crucero que cuenta con todos los distintivos existentes del lujo máximo en el mar y que ofrece un servicio integral a sus clientes con amplias suites, una atmósfera cosmopolita, clases de pilates y yoga, una cuidada carta de vinos franceses, italianos y sudamericanos y lo mejor de la cocina francesa e italiana.

Fuente: Granada Hoy