Las pymes granadinas se ‘juegan’ más de 500.000 millones del Plan Juncker La Comisión Europea y el BEI exponen al tejido empresarial del potencial de esta vía de financiación.

Los proyectos no están para quedarse en el cajón. Las pequeñas y medianas empresas granadinas tienen en la Unión Europea un ‘banco’ alternativo para crecer, poner en marcha nuevas iniciativas y ganar competitividad. El Plan de Inversiones para Europa, más conocido como ‘Plan Juncker’, pondrá en juego hasta 2018 más de 315.000 millones de euros, que se convertirán en 500.000 si finalmente se acepta la propuesta de ampliar el programa hasta 2020. Esta lluvia de inversión podrá beneficiar a más de 50.000 pymes españolas, que entran así en una ‘carrera’ que puede garantizar su futuro.

“Uno de los problemas más graves que se han encontrado los empresarios durante la crisis ha sido la financiación”, destacó ayer el presidente de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), Gerardo Cuerva, en la inauguración del seminario informativo organizado por la Comisión Europea y el Banco Europeo de Inversiones para desgranar los pormenores del Plan Juncker y las oportunidades de crecimiento que ofrece al tejido empresarial granadino. El Plan de Inversiones, según Cuerva, ha levantado la “barrera” de la financiación, dando nuevas perspectivas de futuro a las pymes.

Ann Westman, economista senior de la Representación de la Comisión Europea en España, fue la encargada de explicar a las empresas asistentes las oportunidades que se abren con el Plan Juncker, puesto en marcha en el año 2015, y su futura ampliación. “Este fondo es un cambio de paradigma”, indicó Westman, que apuntó que la Comisión Europea trabaja con las entidades financieras “para llegar a muchas más empresas”, canalizando la financiación para asegurarse de que llegue a las pymes y a la economía real.

El jefe de la Oficina del Banco Europeo de Inversiones (BEI) en Madrid, Alberto Barragán, detalló que España va a la cabeza de la Unión Europea en beneficiarios del Plan Juncker, lo que permite a las pymes granadinas ser optimistas ante sus posibilidades de acceder a esta financiación millonaria. Hasta la fecha, cuando se han desarrollado dos tercios del plan, el BEI ha apoyado en España 59 operaciones, con un total de financiación de 5.000 millones que a su vez han movilizado una inversión total de 28.700 millones de euros. Además, Barragán indicó que el Banco Europeo destinó el año pasado más de 800 millones de euros a la financiación de pymes, un 10% de los fondos con los que se benefició el conjunto empresarial español.

El responsable de la oficina española del Banco Europeo de Inversiones explicó que existen varias vías de acceso a la financiación. Si el proyecto supera los 25 millones de euros, se puede contactar directamente con el BEI, pero si la inversión que precisa es inferior, se puede acudir a las entidades financieras que hayan firmado un convenio con el banco europeo. En cuanto a las prioridades, el Plan Juncker centra sus inversiones en infraestructuras estratégicas, tanto digitales como de transporte, en investigación e innovación, en educación y en el desarrollo de energías renovables.

La tercera ‘pata’ de este plan es el Instituto de Crédito Oficial (ICO), que ayer estuvo también representado en el seminario por el director general de Negocios, mariano Colmenar. El responsable del ICO valoró “el marco de cooperación” establecido entre el BEI y el organismo de crédito español, que seguirá aportando su “experiencia técnica y conocimiento para facilitar que las empresas españolas puedan financiar sus proyectos”.

Fuente: Granada Hoy