La empresa granadina Avinatur diseña la granja del futuro con un plan de I+D de 2,5 millones La compañía, interproveedor de Mercadona, creará granjas piloto y una Escuela de Granjeros.

¿Qué hacer para ser mejores que el día anterior? Esa es la pregunta que se hacen cada día los responsables de la empresa granadina Avinatur, un gigante de la avicultura que trabaja como interproveedor de pollo fresco de Mercadona, y la que ha dado lugar a un plan de excelencia que permitirá a la compañía implantar en Granada la “ganadería del futuro”. Avinatur, que justo ayer celebraba el cuarto aniversario del día en el que Mercadona dio luz verde a su proyecto, presentó ayer un programa de modernización que surge del inconformismo. Aunque en apenas cuatro años la empresa, que integra todo el proceso de producción, se ha convertido en una referencia, su firme intención es consolidarse como líderes del mercado, diferenciándose de la competencia.

Y planea hacerlo mediante su Plan Sesga 2015 (Sistema de Excelencia y Sostenibilidad de la Ganadería), que interviene en el primer eslabón de la cadena de producción: la granja. Tal y como explicó ayer el consejero delegado de Avinatur, José Baringo, el plan quiere potenciar “la innovación, la eficiencia y la sostenibilidad” compartiéndolas con los profesionales de la agricultura, que son “indispensables para el futuro del sector agropecuario”.

El director de I+D de la empresa, Javier Becerra, detalló los pormenores de un plan que contará con una inversión de 2,5 millones de euros y que permitirá a Avinatur sumar 200 trabajadores a una plantilla que ya cuenta con medio millar de empleados. En su primera fase, el programa de modernización de la compañía supondrá la puesta en marcha de granjas piloto en las que se “ensayará” un nuevo plan de trabajo y se incluirán métodos innovadores que mejoren el proceso de producción.

Además, se pondrá en marcha una Escuela de Granjeros en la Granja Avinatur del siglo XXI, donde se ofrecerá formación a los profesionales que ya colaboran con la compañía y a los que quieran sumarse a la gran familia avícola. En esta granja experimental la compañía introducirá novedades en tecnologías de gestión, en materiales y equipos y en métodos de trabajo.

Y, por último, se pondrá en marcha una Oficina de Atención Técnica al Granjero, que centrará su labor en el asesoramiento, soporte técnico y acceso a la financiación de profesionales y particulares sin experiencia.

Los pilares en los que se centra el plan de futuro de Avinatur demuestran la importancia que le dan a los granjeros, que forman una “verdadera red de profesionales alienados con el proyecto”. Así lo aseguró el director de Integración y Materias Primas de la empresa, Santiago Bellés, que apuntó que a partir de ahora tendrán la oportunidad de “formarse en nuevas técnicas y descubrir métodos de trabajo diferentes que ayudarán a que sus explotaciones avícolas estén a la vanguardia del sector”.

Avinatur presentó ayer este plan de futuro con el respaldo de la Junta de Andalucía. El delegado de Economía y Empresa de la Junta, Juan José Martín Arcos, destacó que el programa de sostenibilidad y excelencia demuestra “el potencial de la empresa tanto en creación de riqueza como en empleo”, algo esencial para una comarca como la zona Norte, donde se ubica la compañía.

Fuente: Granada Hoy (15/02/2017)