La Denominación de Origen Miel de Granada, primera de España que llega al mercado chino

La producción de esta temporada, que incluye miel de castaño y aguacate, es de 200 toneladas

La Denominación de Origen Protegida Miel de Granada, cuya producción respeta las técnicas tradicionales, ha conseguido hacerse un hueco en el mercado chino con la reciente exportación de una primera partida de seis toneladas. Se trata de la primera vez que se exporta una miel española al gigante asiático, considerado el principal productor mundial de este producto.

La Miel de Granada, procedente de especies tan exóticas como el castaño o el aguacate, es una de las tres que cuentan con denominación de origen en nuestro país y ya en el siglo XIV se aludía a su comercialización en diversos manuscritos.

Actualmente se produce en unas 17.000 colmenas distribuidas en espacios naturales de la provincia granadina tradicionalmente vinculadas a la apicultura, como la Alpujarra, las sierras de Baza y Castril y la costa, entre otras, según ha explicado a Europa Press el secretario del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Miel de Granada, José Orantes.

La clave de la calidad de este producto radica en el modo en que los apicultores mueven los panales desde las altas cumbres de Sierra Nevada hasta la costa para que las abejas encuentren el mejor polen según la estación del año y la altitud. En la primavera los productores apuestan por los valles y las zonas de vega, donde se obtiene una miel clara propia de especies como el azahar y el romero.

En verano, los panales son trasladados a la alta montaña, donde aprieta menos el calor y la floración es más tardía, consiguiendo así una miel más oscura, propia del polen del castaño y el tomillo, entre otras especies.

Se trata de un proceso muy cuidado que exige realizar las catas con un cuchillo caliente, como se hacía tradicionalmente, e impide por ejemplo usar repelentes para desalojar las abejas de los panales para recoger la miel, ya que puede dar lugar a males sabores.

Todo ello hace que el sabor de la miel de Granada esté muy defina y sea fácilmente diferenciable, lo que ya esté cosechando prestigio fuera de nuestras fronteras. Países como Estados Unidos, China, Malasia, Francia y Alemania ya están importando este producto tradicional, del que este año se producirá un total de 200 toneladas, un 25 por ciento de la producción total de miel que se obtiene en Granada.

Esta provincia cuenta con un total de 50.000 colmenas, de las que un 38 por ciento se destinan a la Denominación de Origen, aunque la intención es que esta cifra se incremente en los próximos años hasta aglutinar el 80 por ciento de los productores ya que “es una buena salida” para el sector.

Según explica Orantes, la Denominación de Origen ha permitido estabilizar el precio en origen de la miel y ha incremento el circuito de comercialización de este producto, que antes se limitaba prácticamente a zonas turísticas de la provincia de Granada.

Fuente: Europapress (15/10/2011)