Internet, el gran aliado del turismo y el transporte Casi una tercera parte de la sociedad española realiza compras 'on line' según el Consejo Económico y Social de España, la mayoría desde el hogar y los dispositivos móviles

Los últimos ocho años han sido decisivos para la transformación de la sociedad española, que ha vivido importantes vicisitudes socioeconómicas que han tenido su reflejo en el mundo del consumo. El avance de la sociedad de la información ha sido uno de los principales detonantes, habiendo adquirido internet el protagonismo en el acceso a la información, la comunicación, el esparcimiento y el consumo. Así se refleja en el último informe del Consejo Económico y Social de España (CES) sobre Nuevos hábitos de consumo, cambios sociales y tecnológicos.

La expansión de las redes sociales, la elevada penetración de los smartphones y la banda ancha móvil han favorecido la aparición de un tipo de usuario más activo que no sólo busca información y recibe contenidos sino que en muchos casos los gestiona y produce. Es en este nuevo escenario donde el comercio on line se ha expandido permitiendo ahora a cualquier persona gestionar su propio viaje, incluido el medio de transporte. Renfe, a la cabeza del ranking de empresas del transporte elaborado por Comscore, así lo ha entendido y ha ido trabajando en la mejora de su web, visitada cada vez más desde dispositivos móviles: Renfe.com ha recibido una media de 12,2 millones de visitas mensuales en lo que va de año 2017. De ellas, 1,4 millones (mensuales) son visitas realizadas desde las provincias andaluzas. Este volumen convierte a Andalucía en la tercera comunidad autónoma que más accede a Renfe.com tras Madrid y Cataluña.

Últimos datos de Renfe ‘on line’

Según el informe del CES, casi una tercera parte de la población española realiza actualmente compras a través de Internet frente al 10% que lo hacía nueve años atrás. La mayor parte de las compras se realizan desde el hogar, un 92,8%, aunque avanza considerablemente en los últimos años la compra a través de dispositivos móviles. Aproximadamente, tres de cada cinco compradores on line utilizan las tarjetas de crédito o débito para realizar sus compras, sistemas intermediarios como PayPal o contra reembolso son, respectivamente, el segundo y el tercer medio de pago más utilizados en España para las compras on line.

En cuanto a los productos más comprados a través de internet, se observa que mayoritariamente son servicios turísticos -viajes y hostelería- y de ocio junto a productos de equipamiento personal y alimentación. Según el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI), el el 43% de los consumidores compra por internet billetes de transporte, con un promedio de tres

veces al año. Mientras que el 37,4% de la población realiza reservas de alojamientos y paquetes turísticos on line. Y es que, los dos sectores van de la mano, el transporte y el turismo. No en vano, según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, los sectores de actividad con mayores ingresos (volumen de negocio) en el último periodo del pasado año fueron las agencias de viajes y operadores turísticos (con el 10,7% de la facturación total. Todas estas cifras dan forma al perfil del turista actual, que podría definirse como exigente y autosuficiente, ya que él mismo reserva sus viajes y decide lo que quiere. Además, si no está satisfecho con el servicio no dudará en denunciarlo con todo detalle en portales de opinión y en redes sociales para compartir su mala experiencia con el resto de usuarios.

Sólo hay que fijarse en los turistas extranjeros que nos visitan: la mayoría han dejado a un lado los viajes organizados o paquetes turísticos con touroperadores y vienen “por libre”.

La llegada de internet comenzó a cambiar el panorama turístico hace ya tres lustros y ahora lo ha revolucionado. Las aerolíneas de bajo coste fueron uno de los principales alicientes para que muchos europeos se decidieran a viajar por cuenta propia, ya que en sus inicios solo permitían la reserva directamente en su página web, y no a través de agencias de viaje tradicionales. La expansión de las centrales de reservas on line y los comparadores de tarifas ha hecho el resto.Los clientes de turismo on line (tanto de alojamiento como de transportes) esperan y exigen a los portales de ventas de viajes rapidez, usabilidad, transparencia y calidad.

Fuente: Granada hoy