El secreto para encontrar un trabajo en verano Parece difícil, pero ésta es una época de oportunidades para acceder al mercado laboral. Aquí van algunos consejos prácticos y de actitud para que pueda ponerse frente a un entrevistador y salga contratado.

La tendencia general es pensar que, con la época estival se paraliza todo, pero no es así. Aunque la mayoría de los procesos de selección para esta época ya han terminado, aún quedan oportunidades.

Ya sea cubriendo una baja, realizando una suplencia, con un contrato en prácticas o temporal, en verano hay múltiples opciones para alcanzar nuestro objetivo: lograr un puesto de trabajo. Para conseguirlo, la actitud es fundamental. Ninguna empresa va a llamar a su puerta, así que, si no quiere convertirse en su propio freno: ¡muévase!

En cualquier segmento puede surgir una oportunidad. No obstante, existen una serie de profesiones que tienen más demanda. Obviamente, el sector turístico y el hostelero son los que concentran la mayoría de los nuevos puestos: camareros, socorristas, guías turísticos, etcétera.

El sector servicios también precisa de empleados. Aquí los puestos más demandados son cajeros, dependientes y reponedores. Pero eso no es todo: según José Castellanos, executive director de Page Personnel, “las tres áreas con más actividad en la estación estival son el secretariado, las finanzas y el márketing, así como el sector comercial, en concreto, dependientes y encargados de tienda.”

Para cualquiera de estos perfiles los idiomas son importantes, pero, sobre todo, en verano, su importancia es mayor. Un gran número de turistas visita nuestras ciudades y playas, y dominar un segundo idioma se convierte en un valor añadido, que las empresas tienen en cuenta.

Debe tener en cuenta que ya no existe un perfil de demandante de empleo de verano. Si en tiempos de bonanza eran sobre todo jóvenes universitarios en busca de un dinero extra o de la primera experiencia laboral, ahora amas de casa y profesionales con experiencia también buscan este tipo de empleo temporal. Por eso, más que nunca, prepararse a fondo es vital.

Cómo prepararse
Lola Vallejo, responsable de transición profesional de la consultora Atesora, considera que “el candidato que ha estado durante todo el año en una búsqueda activa de empleo, se merece un descanso, pero se trata de una pausa para reorientar su búsqueda y hacerla más efectiva.”

Por tanto, el primer paso debe ser revisar el currículum y redactarlo, adaptándolo a cada oferta. Destaque sus habilidades y destrezas y, sobre todo, si tiene experiencia relacionada con el puesto. La flexibilidad horaria también es imprescindible en esta época del año, ya que quien busque un trabajo de verano, debe de ser consciente de que los empleos veraniegos pueden implicar turnos de noche, jornadas partidas o cambios frecuentes de horarios.

Prepararse para la entrevista es fundamental. Ha logrado que su currículum sobresalga dentro de una “montaña de papeles”, pero no se debe bajar la guardia. La entrevista puede ser más importante aún que nuestra carta de presentación.

Cada palabra y cada gesto son importantes para el entrevistador. Mostrarse natural y actuar sin máscaras, son dos de los aspectos a los que hay que prestar una especial atención. Recuerde que es importante no mentir ni exagerar porque en la entrevista y, sino en el día a día, descubrirán el engaño.

Twitter, LinkedIn o Facebook son también buenos aliados. El verano es el momento ideal para invertir más tiempo en las redes sociales. De esta forma, pueden aprovecharse para localizar contactos en empresas y ampliar información sobre ellas, según Vallejo. Hoy no basta con el currículum en papel. Hay que añadir un perfil online y participar, de forma activa, en redes sociales y profesionales.

La época veraniega también nos brinda otras oportunidades. No hay que desaprovechar la posibilidad de incrementar contactos. Realizar actividades estivales o conocer nuevas personas durante un viaje o excursión pueden desembocar en un nuevo puesto de trabajo. Vallejo recuerda que “el 80% de las posiciones se cubren por contactos.”

Aproveche cada ocasión que se le presente. Mantenga su currículum actualizado, utilice las nuevas herramientas online a su disposición, incremente sus contactos, pero, sobre todo, no pierda la esperanza: su próximo empleo puede estar a la vuelta de la esquina.

Fuente: Expansión (15/07/2011)