7 cosas que debe hacer un emprendedor en verano El verano se suele identificar como una época para descansar, desconectar y disfrutar del tiempo de ocio, pero todos sabemos que para un emprendedor no es tan fácil irse de vacaciones y tener unos días de descanso.

Sin embargo, el descanso es esencial para nuestra salud y para recuperar la energía necesaria. El verano es largo, por lo que podemos alternar unos días de desconexión total con unos días de trabajo en los que hacer algunas actividades que no hacemos el resto del año. Hoy te proponemos 7 consejos para que aproveches el verano y te platees nuevos retos para tu empresa:

Formación con cursos de verano

La formación es el pilar esencial de cualquier emprendedor y el verano puede ser una buena oportunidad para hacer cursos de materias que complementen nuestra formación o que actualicen nuestros conocimientos sobre un tema.

Busca en internet y aprovecha la gran cantidad de cursos de verano que existen. Compara y elige la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

Descanso y desconexión

Como decíamos antes, siempre tiene que haber un periodo de descanso y desconexión total en verano, para que podamos recuperar toda la energía que necesitaremos a lo largo del año para sacar adelante nuestro proyecto. Puedes empezar por apagar el móvil y encenderlo solo unas horas al día para consultar los correos que hayas recibido.

Establecer nuevos objetivos

El periodo estival es una época perfecta para que te plantees nuevos objetivos para tu empresa. Piensa en lo que quieres alcanzar, en los medios que tienes, en qué actividades o tareas deberás realizar para lograr tus metas y empieza a elaborar tu plan de acción.

Trabajar tu imagen de marca

Podemos aprovechar los meses de verano para mejorar la imagen de marca que tenemos. Revisa tu página web, tu blog, tus perfiles en las redes sociales, tu tarjeta de visita etc. y comienza a pensar qué puedes hacer para mejorar tu imagen y tener más visibilidad.

Salir a conocer a tus clientes

Aunque es cierto que en verano la gente está menos disponible porque se va de vacaciones, también es cierto que suele estar de mejor humor antes de irse, por lo que puedes aprovechar ese momento para conocer a tus clientes, quedar con ellos y saber cuáles son sus necesidades. También es posible salir a captar nuevos clientes y nuevas oportunidades en esta época del año. Nunca se sabe lo que te puedes encontrar.

Hacer una actividad especial con tu equipo

Si tienes a un equipo de personas trabajando para ti su motivación y su espíritu de equipo son esenciales, por lo que en verano puedes hacer una actividad especial que motive a tu equipo, que sea divertida, pero a la vez una a las personas y les permita conocerse en otro ambiente más relajado.

Combatir los miedos

Las épocas de descanso también son épocas que podemos aprovechar para reflexionar sobre nosotros mismos y nuestro negocio. Analiza qué es lo que te da miedo y comienza a combatir contra lo que temes. Los miedos hay que gestionarlos, saber que están ahí, pero continuar con nuestro propósito.

Fuente: Infocif (Julio 2016)