Kandor Graphics: la clave del éxito reside en «creer siempre en lo que estás haciendo y rodearse de la mejor gente posible»

En Iniciador Febrero hemos podido conocer más de cerca cómo trabaja una de las productoras españolas de animación más reconocida internacionalmente, la granadina Kandor Graphic, a través de las palabras de su co-fundador Manuel Sicilia.

Llevar a la realidad un proyecto – siempre en parte un sueño – es muy complicado, pero cuando se consigue es sin duda un momento maravilloso. Eso demostró Manuel Sicilia, co-fundador de Kandor Graphics, en la charla que ofreció en el último Iniciador Granada, llevado a cabo ayer en La Despensa.

Este encuentro de emprendedores para emprendedores – a rebosar en esta edición – acercó a los asistentes la figura de este talento. Expresó que la clave del éxito de su productora de animación reside en una mezcla de esfuerzo, sacrificio y suerte, y ante todo “creer siempre en lo que estas haciendo y rodearse de la mejor gente posible”, argumentó.

Desde que la productora Kandor Graphics saltara a la fama mundial gracias a la nominación al Oscar de su cortometraje “La Dama y la muerte” Sicilia reconoce que comienzan a abrirse puertas – y ventanas – para los nuevos proyectos e ideas del estudio. Pero es un trabajo que viene de muy atrás.

Todo comenzó – tranquilos, no voy a aburriros con aquello de una fría tarde de otoño…- hace 20 años cuando, llevado por un arrebato de locura, confesó, Sicilia se rodeó de buenos amigos y decidieron crear esta empresa que empezó dando clases de informática. “Fue una suerte que estuviera rodeado de verdaderos talentos” comentó. Rasterizaron su primer proyecto en los ordenadores con los que daban dichas clases, por lo que se puede decir que – al más puro estilo del sueño americano- empezaron desde bien abajo. “Creo que nos ha ido bien porque ofrecemos siempre lo mejor, sea cual sea el presupuesto, como dice, “dar champán a precio de cerveza”.

Los (siempre duros) comienzos

Explicó cómo fueron los comienzos y cómo tuvieron que sobreponerse a una organización que les era desconocida “para los que somos de arte, todo lo relacionado con la distribución y la búsqueda de clientes nos era complicado, pero fuimos aprendiendo rápido” defiende. Pero también se conjuga el factor suerte – “la suerte Kandor”, la denominó- ya que explicó cómo proyectos que parecían más aburridos pero que consiguieron grandes reconocimientos, como trabajos para El Parque de las Ciencias, el CSIC, La NASA, La cadena norteamericana FOX, el grupo Inditex o incluso el FBI, “estos nos permitió comenzar a hacer otras cosas que nos interesaban más”.

Uno de los momentos clave en la historia de Kandor fue la etapa referente a El Lince Perdido – su primer largometraje – “teníamos muchas cosas que queríamos contar y había que darle forma y contenido con pocos medios, fue un reto, y está cargada de trucos para ahorrar en producción, teníamos miedo de que no fuera a gustar”. Pero cuando vieron que la gente disfrutaba con su película, respaldando su proyecto, y que conseguía trasmitir lo que pretendían se cercioraron de que algo estaban haciendo bien. Y sigue dando sus frutos, ya que este mes se estrena en Méjico.

Importancia del equipo

Una vez finalizado este proyecto, Sicilia junto con los demás socios, se plantearon si deshacer el equipo, pero no quisieron arriesgar los talentos con los que contaban. “Si algo tengo claro es que la fuerza de Kandor está en la gente que trabaja en él. El equipo es lo más importante para mí, y el que tenemos es el mejor del mundo. Ha sabido trabajar juntos, y por ello queremos cuidarlos” defendió en la conferencia. “Por ese motivo”- continuó -“aunque ahora haya un departamento de recursos humanos – cosa de la que antes nos encargábamos nosotros mismos- y hayamos llegado a un punto en el que podemos empezar a acceder a grandes talentos, hemos trasmitido que buscamos gente que tenga nuestro mismo estilo y nuestra misma manera de ver las cosas”.

En parte para conservar el equipo formado, y para probar nuevas herramientas técnicas se realizó un concurso interno de ideas, de donde saldría el cortometraje La Dama y la Muerte, nominado a mejor corto de animación en la pasada edición de los Oscar.

Calidad de Mercado

Habló asimismo de la dificultad de ofrecer un nivel “de mercado” en sus producciones. “Los grandes estudios de Hollywood saben que hagan lo que hagan van a poder distribuirlo, nosotros tenemos que hacerlo al revés, ofrecer la mayor calidad posible para que sean las distribuidoras las que quieran nuestro producto” explicó.

Aseveró que reconoce y valora la marca de calidad que ofrece Pixar ya que cuando la gente oye el nombre de la productora dice “voy, seguro que me gusta”, porque es capaz de ofrecer calidad tanto en la forma como en el fondo – con sus guiones. Pero defiende que Kandor aún tiene mucho que decir, y que aunque no pueda competir con productoras tan poderosas, puede contrarrestar – si no con dinero – con ideas.

Empujones como el respaldo de un productor de renombre como Antonio Banderas, las citadas nominaciones a importantes premios internacionales, y la pasión que día a día ponen en esta empresa – que cuenta con alrededor de 90 empleados y que espera incrementar la plantilla hasta los cerca de 130 – son algunas de las cosas que han contribuido a crear la seña de identidad de Kandor, que según cuenta Sicilia, “es mucho más de lo que nos esperábamos al principio”

Ahora se encuentran en la realización de su segundo largometraje que es “la película que siempre hemos querido hacer”, pero para saber más de ella tendremos que esperar hasta finales de 2012 cuando se prevé vea la luz pública.

Fuente: Granada en la Red (04/02/2011)